Viajera Literaria: Reseña: ''Como Agua para Chocolate'' - Laura Esquivel

jueves, 3 de marzo de 2016

Reseña: ''Como Agua para Chocolate'' - Laura Esquivel

¡Hola mis querido viajeros!
Hoy es un día especial para mi, tres de marzo significa un año más de noviazgo (ya van tres, ese chico no sabe en que se metió) y suelo ponerme un poquito romántica (un poquito nomás).
Hoy les traigo Como Agua para Chocolate de Laura Esquivel. Es un libro que leí por primera vez a los 12 o 13 años más o menos y que me encanta hasta el día de hoy, así que sin más preámbulo, empecemos!

Ficha Técnica:
Título Original: Como Agua para Chocolate
Autora: Laura Esquivel
Editorial: Debols!illo
Año de Publicación: 1989
Género: Romance
Autoconclusivo


Sinopsis:

Tita y Pedro se aman. Pero ella está condenada a permanecer soltera, cuidando a su madre hasta que ésta muera. Y Pedro, para estar cerca de Tita, se casa con la hermana de ella, Rosaura. 

Las recetas de cocina que Tita elabora puntean el paso de las estaciones de su vida, siempre marcada por la presente ausencia de Pedro. Y la acompañan en su apoteosis y en su tránsito a una sabrosa, muy sabrosa eternidad.


Mi Opinión:
Leí este libro gracias a que mi mamá lo pidió infinidad de veces y se lo regalamos para un cumpleaños (o un día de la madre, no me acuerdo). Como me habló tanto de él, un día despertó mi curiosidad y se me dio por leerlo.
El libro nos trae la historia de Tita, una adolescente apasionada por la cocina, y enamorada con cada fibra de su ser de Pedro Muzquiz. Él también la ama, por lo que decide pedir su mano en matrimonio a Mamá Elena, madre de Tita y sus dos hermanas. 
Lo que Pedro no sabe es que en esa familia hay una tradición que sentencia a la hija menor, en éste caso Tita, a permanecer soltera y cuidar de su madre hasta que ésta muera. En su desesperación por mantenerse cerca de su amada, Pedro acepta la mano de Rosaura, una de las hermanas de la protagonista.
Algo que llamó muchísimo mi atención de éste libro es que cada capítulo empieza con una receta de cocina, y cada receta tiene que ver con el estado sentimental de Tita.
Al principio el libro no me atrapó mucho, pero tras un par de capítulos, me introduje poco a poco en la historia y me llegué a sentir parte de ella, sintiendo cada cosa que Tita decía sentir. 
El amor de Pedro y Tita es constante y completamente puro. Me la pasé llorando con éstos desafortunados amantes. 
La verdad es que el libro es muy bueno, exceptuando por lo que ya mencioné, que al principio me costó engancharme con su lectura, es una historia llena de amor, celos y pasión que te hace querer leer siempre un poco más.



¿Te gustó la reseña? No olvides comentar!